En plena era de la digitalización y tranformación digital de los negocios de distribución de recambios, desde la Asociación Catalana de Recambistas (Cira) destacan que “implantar medidas de ciberseguridad actualmente no es una opción, es una necesidad”. Y hay que ocuparse de ello antes de que afecte económicamente al negocio.

En este sentido, la patronal catalana informa en su página web de las ayudas a pymes que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, según lo publicado en el BOE del pasado 17 de noviembre, destinará a aquellas que quieran impulsar la aplicación de medidas de ciberseguridad. Las empresas interesadas en recibir esta ayuda tienen un plazo de dos meses para presentar su solicitud.

El Ministerio cuenta para ello con la Escuela de Organización Industrial (EOI), una fundación del sector público estatal que tiene entre sus objetivos el desarrollo en la industria española de soluciones digitales para potenciar negocio y, en este caso, para aportar soluciones de ciberseguridad con su programa Activa Ciberseguridad.

Las condiciones para acceder a dicho programa de ayuda son:

  1. La actividad de las empresas tiene que llevarse a cabo en territorio nacional.
  2. Es una ayuda para pymes que estén al corriente en sus obligaciones tributarias y en sus pagos a la Seguridad Social.
  3. Enviar una solicitud a la Fundación EOI para que su equipo evalúe la idoneidad de adjudicar la ayuda. Se priorizará a empresas que justifiquen haber sufrido incidentes contra su ciberseguridad.

La ayuda para el Plan de ciberseguridad consiste en un servicio en especie de asesoramiento especializado e individualizado en materia de ciberseguridad que facilitará la Fundación EOI. La duración de dicho asesoramiento estará entre 10 y 20 horas, en función del nivel de complejidad en el uso de tecnología por parte de la empresa y del número de trabajadores.

Este asesoramiento contempla los siguientes aspectos:

  • Diagnóstico inicial: recogida de información de la empresa y análisis de la situación actual de la empresa en materia de ciberseguridad.
  • Análisis de cumplimiento/auditoría de ciberseguridad.
  • Propuesta de Implantación de un plan de ciberseguridad en la empresa.
  • Seguimiento de las medidas implantadas y valoración de otras actuaciones que sean necesarias para mejorar la ciberseguridad de la empresa.
  • Visitas necesarias a las instalaciones de la empresa beneficiaria (mínimo de dos).