La Plataforma por la Movilidad Privada, que celebró su primera reunión online el pasado 20 de mayo, es una iniciativa de 40 entidades/empresas que reivindican el derecho a la movilidad privada y a los servicios derivados de ella en Barcelona y en toda su Área Metropolitana.

Como resultado de dicha reunión, la nueva plataforma emitió un comunicado a favor de la movilidad privada y sus servicios. Desde la Asociación Catalana de Recambistas (CIRA) suscriben esa comunicación porque, entre otras razones, cree necesario reivindicar el papel social de la automoción y la movilidad privada. “Ya lo era antes del coronavirus y con más motivo ahora”, aseguran desde la patronal catalana.

Además, CIRA estima que esta reivindicación “no excluye el respeto a las políticas medioambientales, ya que la industria de la automoción está haciendo esfuerzos muy remarcables para producir vehículos que cumplan con los objetivos medioambientales que nos marca la legislación europea y nacional”.

También cree la asociación que “la movilidad pública y la privada no son excluyentes, son complementarias”, así como que “la automoción es un motor económico que da empleo directo e indirecto a un amplio colectivo, y esto se ha de tener en cuenta en el diseño de las políticas de movilidad por parte de los poderes públicos”.

Finalmente, CIRA asegura que “la movilidad privada favorece no sólo a trabajadores directos o indirectos del sector de la automoción, también impulsa a las empresas de servicios como, por ejemplo, los negocios de restauración”.