Sevilla renueva una de sus empresas más emblemáticas, 'Citroën Viuda de Terry', que con una experiencia de más de 90 años acaba de inaugurar sus nuevas instalaciones, de 22.000 m2.

Tras unas inversiones cercanas a los cinco millones de euros, este nuevo espacio del Polígono Industrial Carretera Amarilla dispone de 18.100 m2 dedicados al servicio posventa y 1.200 m2 tanto de exposición de vehículos nuevos como para automóviles de ocasión. Asimismo, la zona de recambios y accesorios, con un mayor protagonismo, ocupa una superficie total de 1.500 m2.

Al acto de inauguración asistieron numerosas autoridades y personalidades de la sociedad sevillana, como el alcalde hispalense, Juan Ignacio Zoido Álvarez, quien afirmó que "esta empresa familiar está triunfando gracias, en parte, a su apuesta por la formación continua de sus empleados, su lealtad, sus valores y la estabilidad en los puestos de trabajo".

Por su parte, Alfredo Vila, director general de Automóviles Citroën para España y Portugal, destacó que "en el automóvil, como en el fútbol, se juega y se gana en equipo: Viuda de Terry lo ha demostrado reinvirtiendo sus beneficios en el negocio".

"Estos 22.000 metros cuadrados no hacen más que acelerar esta pasión por el cliente. El resultado es que hoy cuando se habla de Citroën en Sevilla se habla de Viuda de Terry", agregó Vila.