La décima edición de ClassicAuto Madrid contó con la participación de más de 270 expositores, entre los que estaban los principales restauradores y comercializados de la Península y la asistencia de los más importantes profesionales del mercado del automóvil clásico.

Desde su primera edición, en 2010, ClassicAuto ha acumulado la visita de más de 300.000 personas y ha reunido anualmente en exposición una media de 600 automóviles y motocicletas con historia. Cada día de esta décima edición, accedían a su trabajo en el pabellón de Cristal 900 expositores, a los que hay que sumar las 120 personas que configuran el equipo de organización del evento.

La estrella de este 2019 fue el exclusivo Hispano-Suiza T30E de 1922, el único ejemplar que se conserva en el mundo de los que formaron parte del equipo oficial de competición de la marca catalana. Por su parte, la colección que congregó el concurso de elegancia “Centenario Bentley” estaba formada por diez vehículos de la marca de origen británico. El jurado, que analizó vehículos fabricados entre 1932 y 1966, determinó que el premio Best of Show recayera en el Bentley 4 ¼ MR de 1938 presentado por Rafael Pueche.

ClassicAuto y el Club de Aficionados del Citroën Tracción Avant de Madrid celebraron el centenario de la marca del doble chevron con una muestra de vehículos icónicos de la marca, que arrancaba con el primer modelo fabricado en 1919, el 10 HP Type A, y finalizaba en el SM, pasando por diversos modelos Tracción, el 2CV, el DS “Tiburón” o el colorista Mehari, entre otros.

Alpine se sumó a las sinergias de ClassicAuto para proyectar su renacer como marca comercial, combinando en su exposición la mítica “berlinette” de los años 60/70 con su modelo actual. Propuestas creadas por firmas como Mercedes, MG, Jaguar, Mini, Rolls Royce, Hispano Suiza, Aston Martin, Delahaye, Porsche, etc. completaba la exhibición comercial de joyas automovilísticas de otros tiempos y el Car&Bike Corral concentraba la oferta en vehículos clásicos populares.

Las dos ruedas tuvieron también un papel destacado en ClassicAuto. Junto a las motocicletas de preguerra, las clásicas de fabricación europea y las míticas españolas que se comercializaban en el Salón, el certamen albergó la exposición monográfica promovida en torno al 50º Aniversario de la Honda CB 750 y una muestra de la extensa colección Bultaco TSS (Tralla Super Sport) de Vicente Ballester, quien atesora en su garaje más de 150 motocicletas Bultaco.

Segunda edición de AutoRacing

autoracing

A la celebración de ClassicAuto 2019 se unió la segunda edición de AutoRacing Madrid, Salón del Automóvil de Competición, en el que se reflejaron las oportunidades de negocio, con cierre de operaciones y nuevos contactos comerciales, para los cerca de medio centenar de expositores que participaron en este evento. Las empresas y profesionales trasladaron a la organización su satisfacción por participar en esta edición, coincidiendo en señalar que “la visibilidad que aporta el Salón genera nuevos contactos al aproximar productos y servicios a un público muy interesado en el motor y la competición”.

AutoRacing contó con la participación de empresas de la industria auxiliar que abastecen a equipos y talleres; centros de tecnificación y formación de ingenieros y pilotos; preparadores, equipos deportivos, escuderías y circuitos. En este espacio se pudieron ver vehículos de competición de disciplinas como karting, rallyes (asfalto y tierra), resistencia, GT, montaña, drifting, raid, etc.