La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un examen que todos los vehículos del parque automovilístico español están obligados a superar para poder circular. Según Aeca-ITV, el 20% de los vehículos no pasan esta inspección a la primera. Por eso, TÜV Rheinland, que cuenta con 38 estaciones de ITV en España, ofrece cinco consejos para preparar el vehículo para la inspección.

  1. Prestar atención a las fechas y sanciones. El año pasado, con motivo del primer Estado de Alarma decretado por el Gobierno, muchas estaciones de ITV permanecieron cerradas, lo que ocasionó que los conductores tuvieran que retrasar sus inspecciones. Ante esta situación, la DGT amplió los plazos para acudir a la inspección pero el calendario ya está tendiendo a normalizarse: sólo los vehículos que hubieran de pasar la ITV a finales del junio pasado tienen de tiempo hasta el 1 de marzo de 2021 para revisar sus vehículos. El resto deberá seguir acudiendo a la inspección en las fechas previstas. En caso contrario, las multas por no hacerlo o por circular con un resultado desfavorable en la misma van desde los 200 hasta los 500 euros.
  2. Elegir una ITV con garantías. Para superar la inspección de la forma más satisfactoria posible y con las máximas garantías, lo mejor es confiar en profesionales con amplia experiencia. Las estaciones de TÜV Rheinland cuentan con todas las medidas de seguridad para la prevención de la propagación de el Covid-19 y se garantiza un trámite casi sin contacto.
  3. Acudir con cita previa, si es posible. Reservar el tiempo para pasar la inspección es clave debido a la crisis sanitaria del Covid-19. Es importante siempre realizarla, si es posible, de forma online, a través de páginas web como la de TÜV Rheinland. Además, esta solicitud sirve como salvoconducto ante las posibles restricciones de movilidad. Las ITV están consideradas como “servicios esenciales”, ya que contribuyen a garantizar la seguridad y salud.
  4. Comprobar previamente el estado del vehículo. La ITV revisa que todos los componentes y sistemas de un vehículo se encuentren en buen estado y cumplan con las normativas vigentes. Para evitar sobresaltos y asegurar que no van a ser un problema, pueden comprobarse a simple vista algunos de ellos. Vigilar que los dispositivos de iluminación funcionan correctamente, el estado de la carrocería exterior e interior, así como el buen estado de los neumáticos será muy útil para acudir a la cita con mayor seguridad.
  5. Reunir toda la documentación necesaria. En el momento de la inspección se deberá presentar el permiso de circulación del vehículo, su tarjeta de inspección técnica y contar con una póliza de seguros en vigor. Además, en caso de no estar registrados como los titulares del vehículo presentado, es recomendable adjuntar una copia del DNI o NIF de la persona titular.