El Gobierno sigue matizando su postura sobre la polémica generada alrededor de la prohibición de los vehículos de combustión. Y lo ha hace a través de la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que ha recalcado el “compromiso indubitado” del Gobierno de acompañar a la automoción en su transición.

Durante el pasado Pleno en el Congreso de los Diputados, Ribera era preguntada por este tema a través de una diputada del Parlamento. La ministra empezó analizando la situación del sector y alegó que es un campo que está viviendo una “profunda” transformación, informan desde Faconauto. La titular de Transición Ecológica señaló los puntos a tener en cuenta para afrontar dicha transformación, haciendo especial hincapié en los cambios tecnológicos, los nuevos servicios de movilidad y las exigencias provocadas por el cambio climático a nivel internacional.

“Es algo que ocurre a nivel global. Hay un compromiso indubitado del Gobierno de acompañar a un sector que representa un porcentaje muy importante del PIB y del empleo”, subrayó Ribera, que también quiso resaltar el Plan Estratégico de Apoyo al Sector del Automóvil aprobado por el Gobierno.

Esta rectificación se suma a las palabras de la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto, quien hace unos días aseguró que la utilización de la palabra “prohibición” fue un error y que el Gobierno plantearía una transición ordenada y lógica para el sector.

Tras conocer el documento donde se incluía esta medida por parte de la ejecutiva de Pedro Sánchez, Faconauto reaccionó de forma inmediata. Gerardo Pérez, presidente de la patronal de los concesionarios, calificó como “irresponsable” esta medida planteada para la formación de un Gobierno.