La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) ha consensuado recomendar a vendedores y talleres el cierre de sus negocios dedicadas a la venta y reparación de vehículos en el territorio nacional durante los 15 días naturales que ha establecido el Gobierno.

En opinión de Ganvam, “deben cerrar al público para ejercer con la máxima responsabilidad los mandatos que implica el estado de alarma decretado, donde garantizar la salud de todos los ciudadanos y retomar la normalidad en todo el territorio nacional debe ser considerado como algo absolutamente prioritario”.

Ahora bien, dado que la patronal de la distribución considera que existen situaciones excepcionales dentro de las actividad de los talleres que pueden catalogarse como “primera necesidad”, tiene abierta una línea de trabajo proponiendo a la Administración articular las medidas oportunas para que estos negocios puedan atender con seguridad jurídica casos como la asistencia y reparación de vehículos de servicios sanitarios o vehículos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, vehículos que sí pueden circular, como los de distribución de alimentos, atención a dependientes o de movilidad reducida y, en definitiva, poder garantizar la movilidad de aquellos que sí están autorizados a circular mientras dure la crisis sanitaria.

En este sentido, Ganvam recomienda la puesta en marcha de un servicio y equipo de urgencia, con una línea de comunicación de atención urgente para prestar servicios excepcionales.