Las VIII Jornadas Innotaller, bajo el lema 'Hacia el Taller Inteligente, la apuesta tecnológica base del progreso para el taller', cerró con una serie de interesantes conclusiones que les enumeramos a continuación:

 

1. La adaptación constante de las estructuras técnicas, comerciales y administrativas del taller a las demandas de un mercado con innumerables fuentes de información implican una clara actitud de mejora por parte de la empresa, lo que nos lleva a acuñar el concepto de Taller Inteligente.

2. Aprender del entorno, utilizar la tecnología disponible, planificar e interactuar con estrategia y habilidad son las actitudes clave del Taller Inteligente.

3. Anticiparse a los cambios, la renovación y mejora constante de las soluciones tecnológicas, con el fin de optimizar sus procedimientos y la calidad de su servicio son primordiales para la competitividad del taller.

4. Las propuestas tecnológicas presentadas en Innotaller 2014 demuestran el papel determinante de las tecnologías de la información y la comunicación en los diferentes ámbitos del taller, afianzándose como herramienta inexcusable para los reparadores. Un taller que no sea interactivo ya no podrá subsistir en el sector.

5. La apuesta decidida de las distintas Administraciones Públicas por la movilidad ecológica (eléctrica, híbrida y combustibles alternativos) plantea nuevos retos y expectativas para los talleres, que deben estar preparados.

6. Los vehículos eléctricos y ecológicos constituirán el principal vector de cambio del sector en los próximos años, abriendo nuevas oportunidades de servicio para los talleres, pero también requiriendo un nuevo esfuerzo de inversión en tecnología, adaptación y formación de los profesionales.

7. La progresión del vehículo eléctrico en la composición del parque de vehículos dependerá de las preferencias de los usuarios en cuanto a facilidad y rapidez en la recarga, autonomía y coste de los distintos modelos que se lancen en el mercado.

8. Surgirán nuevos perfiles de usuario de acuerdo con dicho balance, con la consiguiente oportunidad de especialización que los talleres podrán ofrecer a sus clientes.

9. Promover el acercamiento de las empresas generadoras de tecnología y de servicios de valor añadido hacia los talleres seguirá siendo fundamental para los gremios y asociaciones de talleres ante el escenario tecnológico y económico que se plantea.

10. La competencia desleal y las actividades ilegales son una lacra para el sector reparador ante las que únicamente una actuación conjunta, corporativa y sistemática de denuncia antes las administraciones competentes puede frenar sus graves consecuencias.