Las asociaciones integradas en Conepa han recibido a lo largo de 2018 en torno a 400 comunicaciones generales sobre asuntos de interés, a las que se añaden los contactos específicos individuales derivados de peticiones de ayuda o asesoramiento concretos.

La normativa sobre protección de datos ha sido uno de los temas que más interés han despertado. Por ello, el equipo jurídico de la Federación Española implementó desde febrero un plan de actuación específico para dar apoyo a las asociaciones miembro en el tratamiento personalizado de implementación de esta nueva normativa en los talleres asociados. Las consultas y gestiones sobre este tema no han cesado durante 2018 y se han intensificado al final del año con la reciente publicación de la Ley Orgánica que adapta el Reglamento Europeo al ordenamiento jurídico español.

También han tenido incidencia los cambios en la normativa sobre ITV, tema que ha protagonizado más de una decena de circulares a las entidades miembro de Conepa. Desde la entidad han hecho especial hincapié en animar a sus asociados para que informen a sus clientes sobre la identificación del taller cuando se acude a la ITV tras un rechazo.

Conepa se ha centrado este año en hablar de futuro, “con sentido común, con realismo, siendo conscientes de todo lo que van a cambiar nuestros clientes y nuestras empresas en los próximos años”

Igualmente, Conepa se ha centrado este año en hablar de futuro, “con sentido común, con realismo, siendo conscientes de todo lo que van a cambiar nuestros clientes y nuestras empresas en los próximos años”, aseguran desde la federación, que destaca su trabajo ante la Unión Europea, de manera directa y también conjuntamente con otras asociaciones, para hacer llegar la voz de los talleres a las instituciones que regulan los marcos jurídicos futuros de actuación.

“Nos sentimos especialmente orgullosos de las cartas de felicitación recibidas desde el Parlamento y la Comisión en respuesta a la iniciativa que hizo llegar una toma de postura de los talleres españoles sobre la importancia del acceso a la información técnica para reparar, con el aval de 5.000 empresas del sector”, subrayan desde Conepa, que, tras la publicación de ese reglamento, ya está trabajando en el que regulará en su día la conducción autónoma en el espacio de la UE.

Conepa también ha puesto en marcha el “Observatorio de la Posventa de Automoción”, con el objetivo de acompañar y ayudar a los talleres a adaptarse al cambio tecnológico y social

Asimismo, todos los talleres integrados en Conepa reciben, al menos una vez al mes, una comunicación de contenido técnico, analizando desde el punto de vista del taller, lo que supone la introducción de nuevos dispositivos en los vehículos. Pero la Federación Española también ha desarrollado varias campañas informativas incidiendo en los riesgos derivados de la manipulación de los nuevos vehículos, especialmente híbridos y eléctricos. Además, apoya a sus entidades a hacer posible que los profesionales del sector reciban la formación en PRL obligatoria y específica a la que obliga el Convenio Estatal del sector del Metal.

Conepa también ha puesto en marcha el “Observatorio de la Posventa de Automoción”, con el objetivo de acompañar y ayudar a los talleres a adaptarse al cambio tecnológico y social. En la plataforma de trabajo online se han introducido a lo largo del año 1.050 comentarios y reflexiones sobre artículos e informes introducidos en la misma, celebrando a mediados de noviembre el primer encuentro físico con expertos.

Por otro lado, la entidad ha seguido trabajando en los temas relativos al día a día de los asociados y sus preocupaciones, especialmente lo relacionado con el intrusismo, la competencia desleal y otras actuaciones ilegales, “en su caso, de quienes reparan y mantienen vehículos sin cumplir las múltiples obligaciones que tienen los talleres, o con las complicadas relaciones con nuestros grandes clientes, especialmente las aseguradoras”. Con respecto a estas últimas, Conepa ha trabajado en un plan piloto llevado a cabo por Asetra, y exportable al resto de las asociaciones, para negociar desde la igualdad y evaluar la rentabilidad de las operaciones de carrocería, además de hacer un seguimiento de las prácticas que, a juicio de la organización, alteran el mercado, poniéndolas en conocimiento de las autoridades de la competencia.