Representantes de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción,  Conepa, se entrevistaron con la jefatura de inspecciones de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude, dependiente de la Agencia Tributaria, para dar a conocer su preocupación por la alta incidencia de economía sumergida en la reparación y el mantenimiento de vehículos.

Según la federación, alrededor del 18 % de las operaciones se llevan a cabo en establecimientos ilegales, fijos o móviles, en locales privados o incluso en las vías públicas.

Como consecuencia de la reunión, la Agencia Tributaria informará de la situación a sus delegaciones provinciales, encargadas de poner en marcha el dispositivo de control pertinente ante las denuncias que se planteen. Conepa aconseja que sean las asociaciones de ámbito provincial o autonómico las encargadas de realizar el proceso de denuncia, aportando la información pertinente.

En los últimos doce meses, las asociaciones de Conepa han presentado en sus respectivos ámbitos territoriales unas 400 denuncias de talleres presuntamente ilegales. "Nos hemos quejado en muchas ocasiones de la escasa reacción de los organismos competentes ante nuestro problema. Sin embargo, ahora debemos decir que sí estamos comenzando a notar su implicación, lo que agradecemos en nombre de los miles de empresarios que cumplen con sus obligaciones técnicas, administrativas, fiscales y laborales, en un contexto tan complicado como el actual", señala Víctor Rivera, secretario general.