Conepa y Cetraa, las dos patronales nacionales de los talleres de reparación, han ido de la mano para crear Ferca, la Federación de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines de Andalucía, que integra a asociaciones pertenecientes a ambas. Se da la circunstancia de que en Andalucía ya existía la Federación Fata, integrada en Ganvam.

Ferca nace "con el firme objetivo de defender y representar los intereses del sector de los talleres de reparación de automóviles de esta Comunidad ante las administraciones e instituciones competentes, así como con la intención de promover actividades de interés para las empresas que operan dentro de este ámbito de actuación", según han explicado.
Ferca integra a la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de Sevilla (asociada a Cetraa) y la Asociación Provincial de Técnicos de Automoción de Almería (Asotecauto); la Asociación Provincial de Talleres Reparadores Independientes y Otras Actividades Afines de Córdoba y su Provincia (Atricor) y la Asociación Malagueña de Automoción (AMA), todas ellas federadas en Conepa.
En este sentido, Ferca ha celebrado su primera Junta Directiva, en la que han estado presentes, además de su presidente, Manuel Aragón, a su vez presidente de la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de Sevilla, los miembros del Comité Ejecutivo: Francisco Rodríguez, secretario; Francisco Lorente, vicepresidente 1º y Juan Peña, vicepresidente 2º.
Esta primera reunión se ha iniciado con una presentación de la nueva Federación, abordándose posteriormente otros asuntos de interés relacionados con el funcionamiento interno de la propia organización, así como las actuaciones de promoción que se van a llevar a cabo por parte de las diferentes asociaciones integradas,
"La constitución de Ferca responde a la necesidad de cubrir un vacío representativo a nivel regional demandado por los propios empresarios del sector", apunta el presidente de esta Federación, Manuel Aragón, quien señala también que, a partir de ahora, "vamos a trabajar codo a codo con los talleres para escuchar sus problemas y cubrir sus necesidades, además de actuar de altavoz de sus demandas ante administraciones y otras organizaciones".