Continental, fabricante alemán de neumáticos y componentes, abrió recientemente un nuevo laboratorio de alta tecnología en Regensburg (Alemania) para la investigación sobre la mejora de la eficiencia en el consumo de combustible.

La firma señaló, en este sentido, que el objetivo de este nuevo centro de investigación será analizar los efectos que tienen los combustibles sobre los componentes del motor, además de optimizar al máximo el potencial de cada carburante, con el fin de rebajar los consumos y las emisiones de los vehículos.

El jefe de Sistemas de Motores de la compañía, Wolfgang Breuer, afirmó que en la actualidad existe un mayor foco sobre los combustibles como un parámetro para el desarrollo de motores con unas emisiones reducidas.

"Para ser capaces de mantener nuestro liderazgo tecnológico, afinar el conocimiento sobre la calidad de los combustibles es crucial", apuntó, antes de incidir que los propulsores de combustión interna seguirán siendo predominantes en los vehículos en los próximos años.

En el centro se investigarán las propiedades del gasóleo, gasolina, biocombustibles, aceites minerales y aditivos, para identificar las discrepancias entre las especificaciones y las impurezas.