Un fin de semana más, por impulso de @smarcosanchez y @CarlosHdezBravo se celebró un nuevo debate en twitter. Ésta vez el tema era #debateclientes: ¿Qué opinan los consumidores de los talleres de coches? ¿Qué atención busca un cliente en un taller? ¿Cómo fidelizar a un cliente? ¿Cuántos clientes perdemos? ¿Por qué? ¿Cómo se sienten?

@TalleresGETAUTO abría el fuego del debate planteando que "cada cliente es diferente y es un mundo", antes de subrayar que a los clientes les guste estar informados.

@Fernanjim abundaba sobre el tema manteniendo que "fidelizas si lo que ofreces merece la pena, lo explicas bien y encima con una sonrisa. El precio hay que argumentarlo".

@joaquingogo intervino repetidamente: "Esperamos que valoren nuestro trabajo, en lo que respecta al proceso de reparación. Sabemos que en ocasiones valoran tanto o más el trato que reciben como la reparación efectuada en su coche. Necesitamos que la persona que entrega esté formada y tenga los suficientes conocimientos. Se hacen cuestionarios en la entrega y otros telefónicos, estoy trabajando en cuestionarios con tablet. Ofrecer servicio global desde ruedas, chapa hasta lo que haga falta, no derivar a otro sitio"...

@tallercorominas también hablaba sobre fidelización: "Nosotros creamos una tarjeta de fidelización". Base de datos=contactos=información=clientes satisfechos y @QueTalleres decía sobre el tema: "Fidelizar clientes es superar las expectativas que tienen en mente respecto al servicio a recibir".

@autosalhambra preguntaba a los clientes: "De los clientes esperamos información para adaptarnos al máximo a sus necesidades con el mejor servicio".

@LetamendiExpres decía: "Los clientes demandan profesionalidad. Si un cliente está satisfecho con un servicio, recomienda. Los talleres debemos ser honestos".

@InmaRuiz_ sacó a la palestra a las compañías de seguros: "Ojo, la compañía también es un cliente", mientras @Fenollar1 contestaba: "No es un cliente, es el Cliente".

Por su parte, @jacintollorca, autor de 'Cómo vender más en tu tienda en una semana', asumía la voz del cliente planteando: "Lamentablemente los clientes nos hemos acostumbrado a la mediocridad en atención al cliente. Los clientes ya no esperamos ninguna maravilla, simplemente q las cosas ocurran como se espera, la expectativa es baja. El buen taller debe reivindicarse como profesional de la seguridad del vehículo, para diferenciarse en valor".