Asema, la Asociación Empresarial de Automoción y Náutica de Baleares, lamenta la denuncia desde principios de año de 40 talleres mecánicos ilegales, repartidos principalmente en la Part Forana de Mallorca.

Señalan asimismo el daño que hacen a los talleres en regla y al sector en general, pues cobrana los clientes la mitad que el coste en un centro regularizado.

Desde la entidad recuerdan que durante la pasada legislatura se activó un plan con el que intentar combatir esta problemática. Se trata que las ITV de Mallorca pidan el certificado de reparación (que sólo pueden acreditar los talleres regularizados) a aquellos conductores que se vean obligados a pasar una segunda inspección tras detectarse un fallo grave o muy grave en sus vehículos.

El certificado es emitido una vez que haya sido realizada la reparación correspondiente por los talleres habilitados para ello, es decir, todos aquellos que cumplen con los requisitos legales y administrativos para su funcionamiento.