La policía local ha logrado desmantelar un taller de coches ilegal en el polígono industrial de Horno Alcedo (Valencia) que, al parecer, vertía los líquidos tóxicos y aceites por los desagües.

 

Los agentes que se personaron en el local encontraron, además de una veintena de vehículos aparentemente en reparación, restos de motores, envases de aceites o neumáticos en desuso, todo ello sin almacenar adecuadamente, careciendo de contenedores para el reciclado de los mismos y con los consecuentes derrames de productos en el suelo.

De hecho, en el baño hallaron los azulejos, la ducha, el inodoro y el lavabo manchados de aceite, debido a que se presuntamente se estaban vertiendo residuos al alcantarillado. El dueño no ha podido acreditar tener contratado un servicio de gestión de residuos peligrosos.