La Guardia Civil ha detenido a dos cántabros e investiga a otros cuatro como supuestos autores de un delito de estafa por manipular 21 vehículos para reducir los kilómetros, hasta casi 450.000 en uno de esos vehículos en los que manipularon los odómetros, informa Eldiarioalerta.com. La operación "Mazajón" ha permitido comprobar que los supuestos autores de los hechos llegaron a reducir en los 21 vehículos localizados hasta 2.300.000 kilómetros.

La primera denuncia fue interpuesta en Reinosa tras la adquisición de un coche que se comprobó que tenía los kilómetros reducidos. Posteriormente, la Guardia Civil vio que había nexos entre esa operación y otras realizadas en Cantabria por diferentes compraventas de vehículos que tenían relaciones comerciales. Algunos de los vehículos los ofertaban en Internet o, aprovechando las relaciones personales, los vendían sin necesidad de contar con un establecimiento comercial.

En el último año, los agentes de la Guardia Civil han comprobado más de 450 vehículos que habían sido objeto de compraventa, de los que se constató que 21 tenían los odómetros con los kilómetros minorados.

Según la Benemérita, esta estafa no sólo supone un perjuicio para el comprador, sino que puede afectar a los ocupantes del vehículo manipulado y al resto de usuarios de la carretera. "Al no conocerse los kilómetros reales, el comprador desconoce el desgaste real del vehículo, lo que encierra un peligro latente, ya que posiblemente se omitirían operaciones de mantenimiento fundamentales para la seguridad acorde con los kilómetros realizados por el vehículo a lo largo de su vida".