La Guardia Civil detuvo, en la denominada 'Operación Kartosa' a cinco personas de las localidades murcianas de Lorca y Totana por un presunto delito continuado de estafa y falsificación de documento público.

 

Los detenidos son todos de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 32 y los 57 años, indica LaVerdad.es en un artículo que les adjuntamos íntegro.

El valor de lo defraudado desde que el grupo comenzó en 2006 a operar en el seno de una empresa constructora de Totana se estima en torno a los 700.000 euros, según fuentes de la investigación, iniciada a raíz de la propia denuncia de la firma estafada.

Sus responsables habían observado "ciertas anomalías", expone la Benemérita, en la compra de los repuestos para su flota de automóviles.