El número de talleres existentes en la comarca de A Coruña ha descendido un 11% desde el inicio de la crisis, en 2008. Otras explicaciones residen en la competencia desleal que están estableciendo los talleres clandestinos o los particulares que, teniendo estudios de mecánica pero no trabajo en este ámbito, se dedican a hacer reparaciones menores en sus casas o en fincas.

Según la Asociación de Talleres de Reparación de A Coruña no son datos del todo fiables, pues únicamente recogen aquellas empresas que estaban asociadas a la entidad y que dejaron de estarlo tras su clausura. No obstante, los datos dan una ligera idea de cómo está el sector en general.

Es la ciudad de A Coruña la que más ha sufrido la caída, ya que de los 147 establecimientos que tenían a su disposición los ciudadanos en 2008, cuatro años después había 125. Tan solo localidades como Coirós o Culleredo han visto incrementada la oferta con un taller.

Si bien el gerente de la entidad, José Ramón Devasa, asegura que no es un proyecto prioritario en estos momentos, en la agenda de la asociación está realizar un censo real de los talleres que hay en la provincia (por municipios), para aclarar la situación real del sector y poder idear las mejores iniciativas posibles.

Ese proyecto complementará la lucha contra los talleres ilegales, problemática que retomarán en septiembre. "Lo cogeremos con fuerza porque queremos documentar los que hay y luchar contra ellos", concluyó Devasa.