Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) españolas llevaron a cabo la revisión de 18.579.016 vehículos durante el año 2014, un 3,3% más que en 2013. Del total de vehículos inspeccionados, 3.333.914, no superó a la primera la revisión obligatoria, lo que supone que casi uno de cada cinco vehículos (18%) fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

 

La tendencia en el número de vehículos que acudieron a la inspección sigue siendo creciente año a año, pese a que el parque nacional de vehículos lleva contrayéndose desde 2011, según los últimos datos publicados desde los organismos oficiales que llegan hasta 2013.

Entre los elementos que explican que se pueda dar esta aparente paradoja figuran la crisis económica, que ha influido en que muchos usuarios no hayan podido cambiar de vehículo en los últimos años, incidiendo en el envejecimiento del parqué automovilístico (cuya vida media actualmente ronda los 11 años por vehículo) y por ende a que el número de vehículos obligados a pasar la ITV con mayor frecuencia haya aumentado.

A esto hay que añadir la mayor vigilancia de la Dirección General de Tráfico (DGT) a través de la tecnología de las cámaras de postes y radares, que desde principios de 2014 pueden detectar cuando un vehículo tiene pasada la ITV o no y en este caso multarle si pasado un mes, el coche continua sin tener la inspección realizada.

En segundas inspecciones, a las que los vehículos rechazados están obligados a presentarse, el número de vehículos que pasó la revisión fue de 3.137.553, mientras que el porcentaje de rechazados todavía alcanzó el 5,92% (197.328 vehículos).

Desde Aeca-ITV se recuerda que las ITVs desempeñan un papel crucial en la salvaguarda de la seguridad en la carretera. Según el estudio 'Contribución de la Inspección Técnica de Vehículos a la Seguridad Vial', realizado por el Instituto de Seguridad Vial de los Vehículos Automóviles Duque de Santomauro (ISVA) de la Universidad Carlos III de Madrid, en 2012 las estaciones de ITV evitaron 170 víctimas mortales, cerca de 11.000 heridos de distinta consideración y al menos 11.000 accidentes de tráfico.

Este mismo estudio afirmaba que si el 20% de los vehículos que no acudieron a las inspecciones obligatorias lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 7.100 accidentes, cerca de 7.000 heridos y 110 muertes adicionales.