El 66% de los conductores que llevan el coche a un taller oficial para hacer sus revisiones y reparaciones habituales lo hacen por la confianza, señala un estudio elaborado por IPSOS para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). Este dato confirma la percepción de calidad de servicio y valor añadido que aporta el taller oficial frente a otras opciones.

Por otro lado, Ipsos indica también que la proximidad del taller oficial al domicilio o al centro de trabajo es esencial para el 84,4% de los conductores, mientras que la disponibilidad inmediata lo es para el 95,4%.

En palabras del presidente de Faconauto, Jaume Roura "es fundamental que los concesionarios sigamos trabajando al lado de las marcas para ofrecer más valor añadido en posventa".

En este sentido, agregó, pedimos a los fabricantes que apuesten por los concesionarios y redoblen su esfuerzo en comunicación, para fidelizar a los clientes en este apartado esencial de nuestro negocio.

El informe de Ipsos apunta que la confianza en posventa se fundamenta en tres puntos: la transparencia en el diagnóstico y en el trabajo realizado, que se haga en tiempo y forma, y la reputación acumulada a lo largo de los años por la marca.

Para Rafael Raga, director de la Unidad de Loyalty de Ipsos España, "la gestión de atención al cliente y la medición permanente de la percepción de calidad de servicio es vital para lograr la mayor fidelización posible del cliente hacia la marca".

"La satisfacción del cliente en posventa es el primer paso para asegurar una futura renovación del vehículo con la marca", concluye.