A pesar de que el 80% de los concesionarios asegura que su futuro pasa por la transformación digital, el “Índice de Transformación Digital” todavía detecta resistencias al cambio. Así, sólo el 60% de los gerentes de concesionarios entrevistados declara estar plenamente convencido de los beneficios que esta transformación puede aportar a sus negocios, informa Faconauto.

Sin embargo, esa amplia conciencia digital no se traslada siempre en acciones concretas, por lo que hay cifras en las que todavía hay margen de mejora. Así, sólo la mitad de los concesionarios tiene un responsable de marketing digital y/o un gestor de leads, pese a que más del 80% asegura tener un plan de marketing online. De igual modo, el 93% de las concesiones declara realizar acciones para ser encontrados en Internet, aunque únicamente el 28% mide sus resultados de manera exhaustiva.

Según el informe, este escepticismo requiere por parte del sector darle todavía más relevancia a las habilidades y conocimientos digitales de los equipos, o a la formación para poder obtenerlas: sólo el 29% de las empresas encuestadas afirmó tener un plan de formación digital. Salvador López, responsable de desarrollo de negocio Car Business Services TÜV SÜD España, afirma que “la orientación inicial y la formación posterior es fundamental para iniciar el proceso de transformación digital”.

Hay que tener en cuenta, dicen los autores del informe, que el sector de la distribución debe adaptarse a las pautas y comportamientos de consumo de los clientes, que ahora se han transformado en consumidores multi conectados. Demandan información y servicios adaptados a sus necesidades concretas; dan más valor a su tiempo; hacen un uso intensivo de sus dispositivos móviles; y dan importancia a los programas de fidelización, reclamando una personalización cada vez mayor en los productos y servicios.

La época de cambios se ha transformado quizás en un cambio de época que necesariamente deberá traer consigo un cambio de mentalidad, sin el cual será imposible adaptarse a los cambios inminentes que se presentan. “Nos dirigimos hacia un cambio de modelo de negocio donde el concesionario se convertirá en un operador de movilidad y lo hará de la mano de grandes flotistas. Los concesionarios se deben involucrar en el nuevo modelo de movilidad multimodal”, afirma Salvador López.

“En los próximos años la participación de los concesionarios en el modelo de distribución de vehículos seguirá siendo esencial; habrá una evolución, pero no una revolución. Los concesionarios seguirán siendo los mejores aliados para las marcas fabricantes y para los compradores. La digitalización es una necesidad, pero también una oportunidad de impulsar la rentabilidad del sector”, señala el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, para añadir que “la adaptación a esos nuevos clientes, junto a la necesidad de seguir siendo referencia para el resto de las generaciones de compradores, debe ser nuestra obsesión y, aunque ya llevamos un gran camino recorrido, seguro que todavía nos queda mucho por hacer”.