Aproximadamente, un tercio de los españoles (el 33,8% en 2017) hace deporte en su tiempo libre, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Muchos de ellos, lo practican corriendo en vías urbanas e interurbanas, no siempre por aceras y arcenes debidamente habilitados y próximos al tráfico rodado, donde se generan situaciones de riesgo para ese peatón especial que es el corredor popular.

La inmensa mayoría de los corredores populares es consciente de los riesgos que plantea la práctica de este deporte en espacios próximos al tráfico en términos de seguridad vial. Por eso, los atletas populares vuelven a reclamar que los automovilistas se preocupen del mantenimiento de sus vehículos, con especial atención a frenos, neumáticos y amortiguadores, para que, en caso necesario, respondan adecuadamente ante el riesgo de un posible accidente.

Esta es una de las conclusiones del estudio realizado entre 350 corredores de anteriores ediciones de la Carrera del Taller que recoge la nueva edición de “Correr entre coches. Guía para el ‘runner’ peatón y el automovilista responsable”, con motivo de la novena edición de la prueba el próximo 10 de marzo en Valdebebas (Madrid). Promovida por la iniciativa “Ponte a punto: cuidar tu coche es cuidar de ti”, la guía cuenta con útiles consejos para corredores y conductores responsables elaborados por Asetra, Stop Accidentes y la Asociación Deportiva Mapoma.

Carrera del Taller

Contribuir a minimizar dichas situaciones de riesgo, teniendo en cuenta que, sólo en 2017, según el Anuario Estadístico de Accidentes de la DGT, se produjeron en España más de 14.000 atropellos de peatones, es el objetivo de la edición actualizada de la guía, que analiza la relación entre corredores y vehículos señalando prácticas de riesgo de unos y otros, así como situaciones a las que hay que prestar especial atención como las aproximaciones a intersecciones, pasos de peatones y salidas de garajes, o las distracciones en las que se puede incurrir por el uso de “gadgets” tecnológicos o “smartphones” durante la carrera.

En cualquier caso, la edición 2019 de “Correr entre coches” arroja datos para el optimismo, ya que la sensibilidad y concienciación de los corredores hacia los factores de riesgo en su relación con los automovilistas mejora desde 2016, tal y como reflejan los datos extraídos de una encuesta realizada entre 350 corredores de anteriores ediciones de la Carrera del Taller.

Entre las principales reivindicaciones de los consultados, están que los automovilistas circulen a una velocidad adecuada para garantizar la seguridad del corredor en las intersecciones y que no descuiden el paso de sus coches por el taller. Según el estudio, un 92% de los corredores considera que, en caso de imprevisto, al cruzarse con un vehículo, las consecuencias serían menores si el coche está en buen estado de mantenimiento. En este sentido, los corredores señalan, por este orden, a frenos, neumáticos y amortiguadores como los principales elementos a revisar periódicamente en el taller y de cuyo estado dependerá la distancia de frenado.