El automóvil más caro del mundo, con un precio de 2,5 millones de euros, se expone por primera vez dentro de la III edición del Salón del Motor de Qatar. Se trata del Lykan Hypercar, del que sólo se fabricarán siete vehículos, según ha explicado Ralph Debbas, director ejecutivo de la empresa libanesa que lo fabrica, W Motors.

El vehículo cuenta con faros incrustados de diamantes y asientos de cuero cosidos con hilo de oro, además de un sistema de apertura de puertas a la inversa y una pantalla Virtual 3D holográfica con interacción táctil de última generación.
El fabricante ya ha recibido numerosos pedidos de potenciales compradores, la mayoría de la región del Golfo Pérsico, aunque también hay pedidos de China, Rusia y Estados Unidos. El Lykan tiene un motor de 750 caballos que permite al conductor ir de 0 a 100 km en 2,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 395 kilómetros por hora.
Para fabricar el Lykan, la compañía ha colaborado con Magna Steyr Italia (ingeniería y consultores de fabricación), RUF Automobile (consultores técnicos y proveedores), Studiotorino (consultores de modelado), Viotti (prototipo y fabricación del modelo) y ID4Motion (desarrolladores de tecnología de integración).