Expertos de la DGT, la asociación del Foro de Nuevas Tecnologías en el Transporte ITS Spain, la consultora Frost & Sullivan y la empresa de tecnología para la movilidad compartida Omoove, entre otros, han debatido sobre el futuro de la movilidad y sus problema actuales en el marco del encuentro “Mobility Leaders Circle”.

En primer lugar, tomó la palabra Jorge Ordás Alonso, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT (Ministerio del Interior), quien hizo hincapié en las líneas de trabajo colaterales de la DGT que apuestan por el objetivo de reducir la siniestralidad. “La tecnología puede ayudar a reducir los 1.800 accidentes de tráfico anuales, el 33% por distracciones”, destacó. “Los vehículos son ordenadores con ruedas, sobre los que proliferan servicios adicionales, como el mantenimiento del vehículo, servicios de valor y fidelización que se deben ir incorporando”.

Desde la DGT trabajan en varios conceptos dentro de la nueva movilidad: en el etiquetaje para el vehículo compartido, para conseguir beneficios en reducción del parque circulante en las ciudades; en la creación de una plataforma para el vehículo conectado, para detectar lo que va a suceder en la carretera; y en el desarrollo de la seguridad en el plano del vehículo autónomo y la responsabilidad en caso de accidente.

A continuación, Edwin M. Colella, VP Mobility Sales & Marketing de Omoove, habló del objetivo del "Mobility Leaders Circle". En una nueva era de la movilidad, es necesario, según el experto, recoger ideas para el futuro desde el punto de vista económico y social (congestión, accidentes y contaminación). En este sentido, la información procedente del vehículo conectado puede reducir el numero de accidentes y la contaminación, así como anticipar posibles accidentes, por ejemplo, avisando de averías o deficiencias en el mantenimiento.

El valor potencial del mercado de la movilidad, en fuerte expansión, se cifra en mil billones de euros (un trillón de dólares), que se duplicará en 2025, según Frost & Sullivan

Por su parte, Pietro Boggia, Principal Consultant Madrid de Frost & Sullivan, destacó las tendencias del mercado de la movilidad, de cómo impactan en el negocio y las oportunidades que generan. Así, el valor potencial del mercado de la movilidad, en fuerte expansión, se cifra en mil billones de euros (un trillón de dólares), que se duplicará en 2025, según la consultora.

Respecto al coche compartido, Francia y Alemania suman alrededor del 50% de los miembros de carsharing en Europa, siendo el país germano el que tiene más de 2,5 millones de miembros de carsharing. Sólo en el Viejo Continente, el coche compartido tiene cerca de siete millones de miembros y 82.000 vehículos, mercado que se duplicará en seis o siete años. Según el experto de Frost & Sullivan, se producirán alianzas entre operadores de movilidad y proveedores de tecnología, siendo también un factor fundamental la electrificación de estos vehículos.

También se producirá una evolución de los formatos de venta de vehículos: se estima que el modelo de suscripción (pago por uso) alcanzará los 16 millones de vehículos para 2025 (Unión Europea y Norteamérica).

Respecto al escenario de servicio de movilidad en 2030, Pietro Boggia indicó que, a medida de que el valor añadido en el mercado cambia de producto al servicio, se espera que el mercado evolucione desde el coche como producto hasta el coche como facilitador de un ecosistema de vida conectado. En el marco de un ecosistema tecnológico, se produce la necesidad de soluciones tecnológicas avanzadas para la gestión de flotas, como mantenimiento predictivo, telemática de seguros o soluciones avanzadas de inteligencia artificial. 

DGT Omoove 2

Finalmente, Davide de Sanctis, VP Iberia Mobility Sales de Omoove, en su ponencia "La movilidad inteligente", habló de la propuesta de valor de Omoove, una plataforma que ofrece una solución única de movilidad inteligente con una triple integración: vehículo compartido y renting, gestión telemática de flota y movilidad, y telemáticas para el seguro. El responsable anunció el lanzamiento de Sharemine, un marketplace para la movilidad que ofrece una plataforma 'self service' que permite activar las modalidades de 'vehicle sharing' y 'ridesharing'.

Para terminar el encuentro, Jaime Huerta (Maas Spain) moderó un debate en el que participaron, entre otros, Ignacio Ramos (EMT), Jesús Herrero (secretario general ATUC), José Manuel Donate (CEO Molo), David Bartolomé (spain manager Share Now), Emilio Rodríguez (secretario técnico Fedetaxi), Alberto Solís (CIO Eysa) y Ulises Wensell (gerente estudios de demanda y tráfico de Acciona).

Todos ellos coincidieron en señalar la necesidad del cambio de modelo de movilidad con la entrada de nuevos operadores en el mercado, así como la colaboración entre empresas privadas y públicas para reducir el número de accidentes, mejorar la calidad del aire en las ciudades y ampliar los nuevos modelos de negocio en el espacio público.