A escasos días de que se resuelva quien va a ser el nuevo propietario de Saab, Manuel Alcázar, su director en España se ha querido dirigir a sus clientes a través de una carta en la que agradece el apoyo recibido, y pide disculpas por la falta de estabilidad de la marca.

Alcázar asegura a sus clientes que, tan pronto se anuncie el nuevo propietario de Saab, ellos se pondrán en marcha para reactivar y fortalecer sus actividades de venta y posventa, contando con una fortalecida red de servicio técnico posventa. Al tiempo afirma que la gama de recambios y asistencia cuenta con un sólido apoyo a largo plazo.

Un mensaje de tranquilidad para los clientes y potenciales clientes de Saab y que llega en unos momentos en los que día a día se deteriora el prestigio de la marca, pese al esfuerzo de la red de talleres que ha permanecido abierta y ha seguido atendiendo a sus clientes poniendo en ello toda su profesionalidad.