El juzgado de lo Mercantil número 2 de Murcia ha aceptado el concurso voluntario de acreedores presentado por Recambios y Accesorios Manadi, empresa dedicada al sector automoción ubicada en el polígono La Serreta, en Molina de Segura.

La firma, una de las puntales del sector en la provincia, ha disminuido su volumen de venta prácticamente a la mitad desde los siete millones de euros que facturó en 2008.

El juzgado ha nombrado administrador concursal al abogado Javier Meseguer Barrionuevo, al tiempo que ha dado un plazo de mes a los acreedores para que presenten los créditos pendientes de cobro.