La jornada vespertina del 30º Congreso de Ancera celebrado en Madrid se abrió con una mesa redonda sobre la situación actual del sector. Moderada por Joan Miquel Malagelada (Esade), contó con la participación de Benito Tesier, presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto; Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera; Íñigo de la Serna, ex-ministro de Fomento; Lluis Tarrés, director general de Serca y Juan Francisco Calero, periodista.

El debate se inició hablando sobre el vehículo eléctrico. Benito Tesier (Sernauto) habló de la necesidad de neutralidad tecnológica, “que, por desgracia, no está en manos de industrias europeas, así que el coche eléctrico supone desinvertir en Europa a cambio de una tecnología asiática. Además, no se ha explicado que esta electrificación no será gratuita, sino que tendrá costes altos”.

Miguel Ángel Cuerno (Ancera) comentó que “nos sobran todas las conferencias sobre vehículos eléctricos, salvo que digamos que no va a afectar a la reparación en el futuro, porque sus ventas son pequeñas, no va a haber un parque eléctrico grande en 15 o 20 años. No debe preocupar al sector”.

Lluis Tarrés (Serca) habló sobre los talleres. “En nuestro grupo hemos logrado que esas micrpymes que son los negocios de reparación puedan reparar cualquier vehículo”. Tras él, Juan Francisco Calero, detalló que el canal multimarca ya se puede aprovechar el vehículo eléctrico, ganando dinero y prestigio. “Todos los talleres tienen puntos donde se pueden recargar los coches eléctricos. Además, mientras se carga se puede realizar una comprobación del estado del vehículo. Y reparar un coche eléctrico no es complicada, sólo está la alta tensión que la tienen también los híbridos”.

A continuación se debatió sobre la movilidad multimodal. Íñigo de la Serna comentó que ninguna gran ciudad española tiene un plan de movilidad sostenible. “Hay que planificar un modelo que aún no existe, se va solucionando sobre la marcha. Hay una revolución en el transporte de la última milla, con ejemplos como Glovo o Deliveroo, que están provocando transformaciones disruptivas”, apuntó. De la Serna opinó que la movilidad “hay que ordenarla”.

Calero habló de la amplitud de la oferta (híbrido, híbrido enchufable, diésel, GLP, GNC, gasolina, diésel...). “La mayor amenaza es que llegue al sector un actor inesperado que cambie las reglas de juego y anule el papel de la distribución”, dijo.