Kuo, fabricante mexicano de cajas de velocidades, acaba de comprar la firma Hoerbiger, especialista en dobles embragues. La tecnología de esta última permite a las cajas de cambio responder como si dispusieran de transmisiones automáticas, pero con el ahorro de combustible que ofrecen las manuales.

"El principio básico de las cajas de velocidades con este tipo de transmisiones es que el tiempo de cambio es de milisegundos en lugar de un segundo, que es lo que nos tardamos manualmente moviendo de primera a segunda", apunta Teddy Reiss, ingeniero mecánico.

La compra del negocio belga le permitirá al Grupo Kuo aprovechar el creciente mercado de estos dobles embragues. "Las transmisiones automáticas, entre las que están las de doble embrague, continúan creciendo a nivel mundial", considera David Petrovski, analista del sector.

"Los mismos ingenieros que trabajaban en la empresa de Hoerbiger veían una gran oportunidad al integrarse a nosotros, porque nos complementábamos", asegura por su parte Juan Marco Gutiérrez, CEO de Kuo. A partir de ahora, Kuo venderá las transmisiones y las cajas de velocidades en un mismo paquete, aumentando el valor de su producción.

Actualmente, sólo los vehículos deportivos de lujo emplean esta tecnología, aunque los camiones ligeros también empiezan a adoptarla. Tras adquirir el negocio de Hoerbiger, la empresa mexicana busca convertirse, sin duda, en uno de sus principales proveedores.