La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha valorado positivamente el anuncio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de una nueva edición del Plan PIVE, el plan de subvenciones al achatarramiento de los vehículos de más de 10 años y más contaminantes, a cambio de la adquisición de uno nuevo. Según Anfac, este plan "confirmará la senda de la recuperación de la confianza del consumidor y apuntalará la recuperación económica e industrial de nuestro país".

Anfac destaca que el conjunto de las anteriores ediciones del Plan PIVE, un total de 5, aportaron una generación económica de más de 6.000 millones de euros a la economía española y una recaudación fiscal de más de 2.000 millones.
El nuevo PIVE se incluye en un plan de medidas para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, que desarrolla una parte del Programa Nacional de Reformas de 2014 presentado ante la Comisión Europea. El plan pretende movilizar una inversión total de 6.300 millones de euros, de los cuales unos 2.670 millones provendrían de la iniciativa privada y 3.630 del sector público sin aumento del gasto.