Víctor Audera, director general de Industria y Pyme en funciones, señaló durante un curso de la APIE que el gobierno analizará la opción de destinar fondos del Plan Movea - de incentivo a la compra de vehículos eficientes - a más ayudas para la adquisiciones de versiones eléctricas de turismos, comerciales, motocicletas y bicicletas.

De hecho, 4,5 millones del presupuesto total del Plan Movea (16,6 millones) no se han agotado, por lo que el importe restante se destinará a la compra de vehículos eléctricos, que sí han tenido mucha demanda.

Audera explicó, en este sentido, que el Plan Movea está nominalmente agotado y subrayó que el objetivo de esta reasignación es derivar fondos no gastados a un capítulo con mayor demanda. Las motocicletas eléctricas, por ejemplo, podrían recibir unos 500.000 euros de los cerca de 4 millones de euros no gastados para las infraestructuras.

“El presupuesto que teníamos para las motocicletas eléctricas se ha consumido antes incluso que el de los coches y ahora estamos pensando hacer una reasignación de recursos”, aseguró el dirigente.

Por otro lado, el Gobierno seguirá apoyando al sector del automóvil en el futuro, aunque recalcó desconocer si en el futuro habrá más ediciones del Plan Pive. “Estos planes llegaron en un momento muy oportuno, cuando el sector tenía muchos problemas”, recordó.

No en vano, concluyó, fue un revulsivo necesario para cambiar la tendencia negativa y para que el automóvil volviera a repuntar. “No sé si habrá nuevos Pive, depende del nuevo Gobierno”.