Los profesionales del automóvil, con el Gremi del Motor a la cabeza, se reunieron el pasado 8 de julio en el Colegio de Economistas de Barcelona para aclarar qué sucede con la manipulación del kilometraje en los vehículos.

Las ponencias se iniciaron con la intervención de un Mosso d'Esquadra que, desde el punto de vista policial, informó de las medidas de prevención y detección de la manipulación y de la importancia de la denuncia.

 

Antoni Contijoch, abogado, subrayó por su parte la responsabilidad legal de los vendedores de vehículos, tanto profesionales como particulares ante los compradores, y las instancias judiciales.

Del mismo modo, Juan Manuel Acero, perito judicial, dio las pautas a seguir para detectar el fraude, así como la importancia de la trazabilidad de los vehículos, en su histórico, ITV y libros de revisiones, etc.

A su vez, Joaquín Badía, experto en el comercio del vehículo usado y responsable de VO del grupo Moventia, expuso la importancia que tiene para el consumidor final adquirir los vehículos en establecimientos de profesionales agremiados a los que se les exige una buena práctica en su negocio, ya que se está detectando que el fraude en la manipulación de los km. se practica en su mayor porcentaje en la compra - venta entre particulares y vendedores encubiertos que operan en la ilegalidad como falsos particulares.

La primera preocupación es la gran cantidad de coches manipulados entre la venta realizada fuera de los profesionales, o sea entre particulares, o entre compradores y vendedores que anuncian los coches en la calle, sin control ni firma de contratos donde por ambas partes puedan hacer constar el numero real de kilómetros recorridos.

Desde el Gremi, el secretario general y abogado, Joan Blancafort, argumentó los servicios que presta el colectivo a los agremiados, facilitándoles por un lado las mejores pautas comerciales, modelos de contrato libres de cláusulas abusivas y destacando el papel de liderazgo del Gremi del Motor en información de vehículos.

El Gremi del Motor, recalquemos, está en contra de cualquier manipulación del kilometraje: los profesionales que cuelgan su placa como agremiados lo saben y luchan unidos por el bien del sector, para darle el prestigio que se merece.