El Grupo BMW llevó a cabo una ceremonia oficial para celebrar la colocación de la primera piedra de una nueva planta en Brasil. El evento tuvo lugar en los terrenos de la nueva planta en Araquari, Santa Catarina, y contó con la participación de Michel Temer, Vicepresidente de la República Federal de Brasil; Raimundo Colombo, Gobernador de Santa Catarina; y Ludwig Willisch, Director del Grupo BMW en la región.

El propio Willisch señaló durante el acto que "con la construcción de esta planta en Araquari reforzamos nuestro compromiso con Brasil y añadimos un nuevo hito en la estrategia de crecimiento a largo plazo del Grupo BMW". En este sentido, agregó, Brasil es una de las economías que está creciendo más rápidamente en el mundo y es un mercado con un tremendo potencial de futuro.

Por su parte, Harald Krüger, miembro del consejo de dirección de BMW AG y responsable de producción, apuntó desde Múnich que "la nueva planta de Brasil será un elemento importante en nuestra red internacional de producción y contribuirá de forma significativa al crecimiento equilibrado y rentable del Grupo BMW".

El principio estratégico de la firma - 'la producción sigue al mercado' - se ha mostrado efectivo anteriormente en países como Estados Unidos y China. "También asegurará nuestro éxito en Brasil como un importante mercado de futuro", matizó.

El Grupo BMW tiene como objetivo lograr el crecimiento equilibrado en todos los mercados y en todos los continentes. Sin duda, mercados emergentes como Brasil, Rusia, India y Corea desempeñan un papel vital en ese objetivo.

Al añadir una nueva planta en Brasil, el Grupo BMW amplía aún más su red de producción global, que en el futuro incluirá 29 sedes de fabricación y ensamblaje en 13 países de cuatro continentes.

Está previsto que la nueva planta comience a operar en otoño de 2014. La infraestructura de producción incluirá un taller de carrocería, uno de pintura e instalaciones de ensamblaje.

Indicar que a lo largo de los próximos años se invertirán más de 200 millones de euros en la planta, que permitirán conseguir una capacidad de producción de hasta 30.000 vehículos anuales. Asimismo, la puesta en marcha de la nueva sede implicará aproximadamente 1.300 nuevos empleos.