LMR, dueño de Desguaces La Torre y según la prensa rosa exnovio de la nieta de Franco (lo nombramos con iniciales pues sus representantes legales presionan para que no sea mencionado con nombre y apellidos) es un hombre "hecho a si mismo". Hacia 1982, muchos ciudadanos de Parla (Madrid) todavía lo recuerdan, Desguaces La Torre de reducía a una pequeña parcela rústica de 10.000 m2, herencia de su abuela según cuenta 'El rey de la chatarra', con una tosca nave en la que vendía el desmontaje de los vehículos.

 

En la actualidad, Desguaces La Torre - como informábamos hace apenas unos días en esta misma web - está siendo investigada, junto con otras 40 empresas del sector, por un fraude en el Impuesto sobre sociedades y el IVA cercano a los 70 millones de euros anuales, relata el portal vivirenparla.com en un interesante artículo que les adjuntamos íntegro. Según la fiscalía podrían estar ocultando un 50% de sus ventas de recambios.

Las empresas de desguace compran por muy poco dinero los vehículos para extraer las piezas en buen uso que después comercializan, el resto lo venden como chatarra. A juicio de la Agencia Tributaria, facturan muy poco por la venta de recambios, cuando en realidad es la parte más lucrativa del negocio.