Las ventas de coches usados crecieron un 14,7% durante el primer trimestre del año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, al contabilizar un total de 448.847 transferencias, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

 

Sin duda, son los coches "jóvenes" los que están tirando del mercado, pues los de menos de tres años aumentaron sus ventas un 25,4% hasta marzo, mientras que los que tienen una edad de entre tres y cinco años dispararon sus transferencias un 39,9%.

Este hecho coincide con que se ha detectado un sobrestock en esta franja de edad joven, sobre todo en los coches menores de un año de edad, donde la oferta supera a la demanda en unas 10.000 unidades en lo que va de año, asegura la consultora MSI.

Desde Faconauto explican que este cambio de tendencia se debe a que el constante incremento de las matriculaciones, gracias a la acción de los Planes Pive, ya permite que lleguen al mercado de usados estos vehículos seminuevos, rompiendo con la tendencia anterior, cuando justamente había gran escasez de coches de hasta tres años. El resultado es cierto rejuvenecimiento del parque de vehículos usados.

Asimismo, este rejuvenecimiento tiene como consecuencia el que los usados sigan incrementando su precio. El portal coches.net indica, en este sentido, que su valor medio se situó en marzo en los 12.358 euros, un 10,4% más.