El Ministerio de Industria, Energía y Turismo está diseñando unos presupuestos para 2016 en los que muy probablemente incluirá una partida anual para un nuevo Plan Pive, para incentivar la compra de vehículos eficientes, indicó el ministro José Manuel Soria.

 

Al ser preguntado acerca de los presupuestos de Industria para 2016, el ministro indicó que seguirán "la misma tendencia" que en años anteriores y que "lo normal" es que el capítulo sobre automoción, aparte de alguna ventaja para los vehículos con energías alternativas, incluya un nuevo Pive.

La actual edición del Pive, la octava de las realizadas hasta la fecha, agotará previsiblemente sus fondos tras el verano, explicó el ministro, antes de destacar el efecto favorable de estos programas de incentivos sobre el mercado de automoción, no solo por animar las ventas, sino también por elevar la recaudación de impuestos.

El actual Pive 8, aprobado en mayo, cuenta un presupuesto de 225 millones de euros, 50 millones superior al de ediciones anteriores, y prevé la sustitución de 300.000 vehículos, que se sumarán a los 890.000 acogidos a las ediciones anteriores.

La ayuda directa del plan es de 1.500 euros por vehículo, que se aporta a partes iguales por el Estado y los puntos de venta, mientras que para familias numerosas y discapacitados el incentivo es de 3.000 euros. Hasta la fecha, el Gobierno ha dedicado 1.115 millones a las ocho ediciones del plan.