El PP propondrá este martes en el Pleno del Congreso pedir al Gobierno una estrategia nacional de impulso de la demanda y el uso del vehículo eléctrico que incluya medidas para facilitar el despliegue de las infraestructuras de recarga y que contemple, por ejemplo, permitir a este tipo de automóviles circular por carriles de alta ocupación o por zonas especiales de las ciudades.

 

La iniciativa de los populares aboga por basar la estrategia en las recomendaciones que hace la Comisión Europea (CE) sobre este particular y en el conocimiento extraído de experiencias anteriores.

Para ello, es necesario adaptar la legislación, promover la instalación de puntos de recarga, fomentar la compra de vehículos eléctricos, reestructurar los impuestos de circulación para los mismos, facilitar su circulación y estacionamiento en las ciudades y fomentar la movilidad eléctrica respetando la neutralidad tecnológica.

Asimismo, el PP opina que haría falta desarrollar ofertas formativas específicas en este ámbito para dar respuesta a las nuevas necesidades de mano de obra cualificada que se plantearán tanto en el mundo de la I D i como en el del mantenimiento y reparación.

Por ello, propone al Gobierno que acuerde una estrategia a nivel nacional del vehículo eléctrico con las comunidades autónomas, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y los demás agentes implicados en el sector, con los que debería "estudiar las actuaciones necesarias para seguir desarrollando programas que fomenten e incentiven la demanda, el uso y la compra de vehículos eléctricos".

En concreto, plantea que los organismos con competencias en investigación, desarrollo e innovación creen programas especiales en los que haya líneas de investigación relacionadas con el vehículo eléctrico, así como que se impulse el desarrollo del Internet de las cosas y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) necesarias para dar soporte a las funcionalidades requeridas en esta nueva movilidad.

También sugiere la posibilidad de modificar la normativa necesaria para que los vehículos eléctricos puedan circular por carriles de alta ocupación, por el centro de las ciudades o por zonas especiales , siempre "bajo determinadas circunstancias", al menos en las primeras fases de promoción de esta nueva movilidad. En este sentido, se propone reservar plazas de aparcamiento exclusivas en el centro de las ciudades más pobladas.

Además, el sector público debería dar un respaldo decidido a esta tecnología con la compra de este tipo de vehículos de forma masiva para las flotas públicas, siempre y cuando permita mantener la calidad del servicio y los costes lo aconsejen. De igual modo habría que revisar la fiscalidad de esta tecnología.