Las matriculaciones de automóviles en el mercado nacional podrían "fácilmente" superar las 950.000 unidades durante el presente ejercicio, siempre que se mantengan los planes de incentivo a la compra de vehículos puestos en marcha por el Gobierno, considera el presidente de la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas (Aniacam), Germán López Madrid.

 

El dirigente afirmó que en 2015 las ventas de coches crecerán, continuando con la mejora experimentada en 2014, aunque señaló que la cifra de 950.000 unidades al año está todavía lejos del potencial de España, que debería registrar un volumen por encima del millón de unidades, hasta alcanzar en torno a 1,2 millones de unidades.

López Madrid apuntó en este sentido que la extensión de la sexta edición del Plan Pive, a finales del pasado ejercicio, permitió continuar con la tendencia alcista experimentada en el conjunto de 2014. Indicó asimismo que la previsión para 2015 es que el canal de clientes particulares registre un crecimiento del 20%, lo que derivará en una consolidación de la mejora del mercado y en una mayor estabilidad.

"De cualquier forma, el objetivo de llegar a un 1,2 millones de vehículos se ve más alcanzable y es posible que de seguir en crecimiento económico del país, en 2016 las matriculaciones de automóviles en España puedan acercarse a esa cifra, que sería la que corresponde a un país como España", recalcó.