El vehículo de ocasión aporta ya el 9% del margen bruto y el 17% de la facturación de las ventas totales, según los últimos datos de Snap On Business Solutions para Ganvam, hecho públicos en el marco del Foro de VO y Posventa, celebrado el 4 de octubre en Madrid.

En la apertura del encuentro, Ganvam destacó el gran esfuerzo que están haciendo las marcas por concienciar a las redes oficiales del peso que puede representar el VO en sus cuentas de resultados. En lo que llevamos de 2016, las ventas han aumentado un 23%, lo que ha contribuido a que el mercado de usados facturara un 9% más, con 6.950 millones de euros hasta agosto.

La asociación atribuye este protagonismo creciente del vendedor profesional en el mercado de VO a un cambio progresivo de actitud en el comprador, que le está llevando poca a poco a dar la espalda al particular para poner su atención en el concesionario y compraventa como emblema de compra segura y fiable. De esta forma, los vendedores particulares, aunque siguen concentrando casi seis de cada diez operaciones, se dejaron ya 3,4 puntos porcentuales de representación en el último año.

En este sentido, las estimaciones de Ganvam apuntan a que con sólo replicar en el negocio del vehículo de ocasión las mismas políticas de seguimiento y fidelización de clientes que actualmente se están haciendo con “los nuevos”, los vendedores profesionales podrían hacerse con aproximadamente el 5% de vehículos de hasta cinco años que venden los particulares, lo que supondría incrementar en un 20% su cuota actual de negocio.