El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero, solicitó la puesta en marcha de más reformas en el sector orientadas a consolidar a España como la cuna industrial del automóvil.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso, el dirigente instó a aprovechar la oportunidad que se presenta y recordó que el automóvil es uno de los pocos sectores en España que tiene crecimientos de dos dígitos, tanto en fabricación como en mercado.

Por otro lado, Armero puso de manifiesto la aportación que realiza el automóvil a la seguridad vial y afirmó que los coches salvan vidas y ayudan a mejorar el bienestar social. "Muchos de los servicios básicos que se prestan serían impensables sin el uso de un vehículo", recalcó seguidamente.

Así, destacó que las innovaciones tecnológicas introducidas por los fabricantes de vehículos en los últimos años también están contribuyendo a rebajar los índices de siniestralidad en carretera. A continuación aseguró, tomando como referencia los datos de un estudio de Bosch y el RACE, que la posibilidad de morir en un accidente se triplica en un coche viejo.

Por otro lado, puso de manifiesto el problema del envejecimiento del parque automovilístico que se está experimentando en España, con una media de edad de 11,3 años por vehículo.

En su opinión, para lograr una mayor eficiencia energética en España, la automoción se está apoyando en elementos como los incentivos a la renovación del parque, la innovación tecnológica en los coches, los combustibles alternativos, la conducción eficiente y las mejoras de las infraestructuras.