EMM emprende, de forma clara, iniciativas que contribuyen al futuro de la cadena de negocio, pues "en un mundo que cambia tan rápido, debemos aprender unos de otros". La firma, con sede en Holanda, posee filiales propias en diversos países y colabora con otras empresas de manera conjunta.

Su función principal es el desarrollo, fabricación y distribución de anexos en todos los sectores donde se realiza la aplicación de pinturas en general, es decir, reparación de vehículos, marina e industria. Sus marcas son Colad, Hamach, Ronin Tools y Tander.

Para garantizar la máxima confianza en una continuada calidad a lo largo del tiempo, EMM decidió unirse al programa de certificación ISO 9001:2008, una normativa internacional de calidad.

La compañía holandesa tomó esta determinación "porque todos nuestros clientes son nuestro centro de atención y porque refuerza nuestro objetivo en ser los primeros en anexos".