Una veintena de empresas del metal del entorno de Vigo, en su mayoría vinculadas al sector de la automoción, están interesadas en hacer negocios en México, bien a través de alianzas con compañías locales o estableciendo relaciones comerciales para abrir nuevos mercados.

 

Para ello, aprovecharán el escaparate que les abrirá el 3 de noviembre Sapuraiya, la feria más importante del Clúster Automoción del Bajío, un enclave que ya se conoce como el Detroit mexicano por la implantación de grandes compañías constructoras de automóviles, véase General Motors, Nissan, Mazda o Volkswagen.

"La zona está viviendo una auténtica revolución industrial en el sector", asegura Enrique Mallón, secretario general de la patronal gallega del metal, Asime, entidad que contará con el segundo mayor stand de la feria.

Mallón da por hecho que los encuentros se traducirán en acuerdos de colaboración inminentes, pues "tenemos el producto y la experiencia que necesitan, mientras ellos albergan las oportunidades de negocio".

Es un maridaje perfecto que ya se ha consolidado en el caso de firmas como Izmar, Marsan, Demsu, Hispamoldes o Soltec.

Todas ellas estarán en la feria mexicana del 3 al 8 de noviembre, junto a otras como Hermanos Alfaro, Ditec, Udega, Utingal, Europrecis, Ingalsa, Maproga, Diservaulec, Matrigalsa, Matrinducción, Mecanizados Rodríguez Fernández, Tecdisma y Antobal.