“Estamos ante una gran ocasión para el automóvil”, destaca el presidente de Automobile Barcelona, Enrique Lacalle. “Venimos de un año que ha sido bueno en cuanto a resultados y nos encontramos ante un momento clave en el sector. En 2018 el mercado creció cerca de un 7% y de cara a este año se espera que siga creciendo de forma moderada hasta alcanzar un 1,5% más. Creo que son unos buenos datos. Además, España es el segundo país de Europa en cuanto a producción de vehículos por lo que se trata de un sector potente a nivel industrial. El 3% de los coches que se fabrican en el mundo se hacen aquí y eso, pienso, es bastante relevante”.

En el marco económico, Enrique Lacalle pide se cuide al sector. “Hay que ayudarlo. No creo que se haga eso con mensajes catastrofistas, populistas. El Gobierno debería concienciarse de la transformación que está viviendo el sector y del esfuerzo que están haciendo las marcas, para aportar una solución para que siga siendo el motor de la industria española. Poniendo palos en las ruedas no se avanza. Y con mensajes confusos sobre el tipo de energía a utilizar, tampoco. Lo que el sector pide es que se escuche a los que estamos implicados en este mundo del automóvil. Si escucha, las cosas irán mucho mejor al país en general. Deberíamos caminar todos juntos. Planes de ayuda, claro, pero planes de apoyo para mejorar”.

Lacalle también señala que los expositores atraviesan un buen momento y el salón, como plataforma, puede brindarles una buena oportunidad. “Automobile Barcelona representa el mejor reto porque pienso que las cosas hay que hacerlas cuando tocan y, viniendo de los resultados que venimos, la cita del salón es una ocasión inmejorable. Tenemos una gran suerte. Llegar a los cien años con las cifras en las que está el sector es una buena noticia para Fira de Barcelona y para los expositores”.

enrique lacalle automobile barcelona 2

La feria iniciaba su reconversión en 2017 y ahora se consolida. En palabras de su presidente, “lo hemos hecho como nadie en el mundo. Somos el primer salón del automóvil actualizado y puesto al día. Hemos sabido mezclar la esencia de los salones tradicionales con la propuesta tecnológica que representan muestras como el Mobile World Congress o el CES de Las Vegas. Otra cosa es que me gustaría que nos siguiera más el sector, que se implicara más. Ya que nosotros hemos hecho el esfuerzo para que el sector mostrara en el centenario qué es lo que viene. Todo el mundo quiere conocer el futuro, pero quiere que se lo cuente el que lo hace, el que lo fabrica”.

Por otro lado, Enrique Lacalle cree que la creatividad hace diferente a Barcelona de otros salones del mundo. “Hay una cosa que nos dice todo el mundo: en Barcelona son muy creativos y muy imaginativos. La gente, en el mundo de las ferias, no piensa tanto. Hay ferias que están bien gestionadas porque tienen un producto concreto, como el Mobile World Congress. Si vinieran todas las marcas de automóviles del mundo sería la bomba, pero como esto no existe salvo excepciones, hay que buscarse la vida con creatividad e imaginación”.

En cuanto a la labor conjunta del equipo del salón, las marcas y las administraciones, el presidente indica que se ha hecho un buen trabajo organizativo. “Todos se han implicado en el salón del centenario, desde la Fira a todas las administraciones, las marcas, los fabricantes, las empresas tecnológicas. Todo el mundo ha hecho una labor excelente como el presidente de ANFAC, José Vicente de los Mozos, y me gustaría destacar la implicación de Luca De Meo, el presidente de SEAT. Nos ha ayudado mucho. Creo que es un gran conocedor del sector y, sobre todo, entiende la sensibilidad del cliente, entiende a la ciudad de Barcelona y ha entendido la importancia del salón del automóvil para la sociedad”.