La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha indicado que es muy importante que se ponga en marcha otra vez un plan para impulsar la movilidad eléctrica, pero advierte de que el presupuesto destinado vuelve a ser “insuficiente”. Además, echa de menos que forme parte de un plan integral que contemple “objetivos realistas, medibles” y que lleve aparejado, como medida urgente, el achatarramiento de los coches más antiguos.

La edad media del parque se situó el año pasado en 12,5 años y el 31,7% de los vehículos que circulan por las carreteras tiene más de 15 años. Según la previsión de Faconauto, la edad media del parque seguirá creciendo hasta situarse en los 13,7 años en 2025.

La patronal considera que con el Plan Moves “se pierde una oportunidad para establecer un plan más ambicioso que incluyera todas las tecnologías disponibles, ya que éstas han de jugar todavía un papel esencial para alcanzar una movilidad cada vez más descarbonizada”. Asimismo, indica que su planteamiento, al no haber incluido los motores de combustión, no favorece el que las rentas más bajas puedan acceder a esos vehículos más eficientes y seguros.

“Todas las iniciativas que vayan destinadas a impulsar la movilidad sostenible son bienvenidas por el sector, pero el Gobierno que salga de las urnas el 28 de abril tiene que tener entre sus prioridades atajar el envejecimiento del parque y propiciar el achatarramiento de los coches más viejos mediante un plan integral”, ha declarado el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

En su opinión, “el Plan Moves tendría que haber incluido los modernos y eficientes motores de combustión, lo que hubiera lanzado a la opinión pública, y especialmente al comprador, un mensaje de tranquilidad, muy necesario tras las declaraciones políticas que se suceden alrededor de la automoción. Las matriculaciones están cayendo en lo que va de febrero un 9% y estamos encadenando peligrosamente seis meses consecutivos de caídas”.