El Plan PIVE 2 ha generado la venta adicional de unos 50.000 vehículos, según estimaciones de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de concesionarios de la Automoción (FACONAUTO). Según cálculos de la patronal de los concesionarios, esa demanda añadida ha reportado una recaudación fiscal extra al estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos de 184 millones de euros.


Asimismo, este buen comportamiento del PIVE 2 ha permitido mantener en las redes de distribución cerca de 8.300 puestos de trabajo en el presente ejercicio, frenando la destrucción de empleo que venían sufriendo los concesionarios desde el año 2007 lo que ha ahorrado este año unos 86 millones de euros en subsidios de desempleo.
"El PIVE 2 ha funcionado y ha aguantado el mercado de particulares que, de otra manera, se hubiera debilitado hasta un punto insostenible. Las 50.000 unidades de demanda extra han traído consigo, además de un impulso de nuestra actividad comercial, el mantenimiento este año de más 8.000 puestos de trabajo en los concesionarios. El Plan ha sido beneficioso para todos, especialmente para las familias españolas, por lo que consideramos que lo natural y lo deseable es que se renueve sin solución de continuidad para evitar que se pierda esta dinámica tan positiva", ha dicho el presidente de FACONAUTO, Jaume Roura.
FACONAUTO ha destacado que el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha abonado ya el 99% del dinero que los concesionarios han adelantado a los compradores beneficiarios del incentivo gubernamental.
La patronal ha indicado que la rapidez en la gestión del IDAE, que está evaluando y pagando los expedientes validados en sólo tres días, ha sido clave para el éxito de esta segunda edición del PIVE, ya que ha inyectado liquidez en las redes de distribución para seguir impulsando el mercado.
"Sin la buena gestión del Plan, los concesionarios no hubiéramos podido mantener el "pulso" en el esfuerzo promocional, que se ha situado desde febrero en una media superior a los 4.000 euros. Esto también ha resultado esencial para que el PIVE 2 haya sido un éxito", ha puntualizado Jaume Roura.
Según la patronal, los grandes beneficiados del Plan han sido particulares y familias, que han acaparado el 93% del presupuesto y que, sin este incentivo, probablemente no hubieran renovado su coche por modelos más eficientes y seguros. En este sentido, las familias numerosas, que tenían derecho a una ayuda de 3.000 euros, han solicitado 1.253 operaciones.
La antigüedad media de los 150.000 vehículos achatarrados ha sido de 16 años, lo que ha permitido ahorrar a nuestro país, 3,6 millones de euros en derechos de emisión de CO2, según estimaciones de Faconauto.
Finalmente, el 96% de los vehículos adquiridos, cuya base imponible media ha sido de 13.435 euros, fueron turismos y el 4% comerciales.
Por comunidades autónomas, Madrid ha encabezado las solicitudes validadas (15,4%), seguida por Andalucía (15,3%), Cataluña (15,1%), Comunidad Valenciana (10,7%), Galicia (6,7%), Castilla y León (5,4%), País Vasco (5,3%), Canarias (4%) y Murcia (3,7%). Las menores aportaciones han sido en Castilla-La Mancha (3,1%), Aragón (3,1%), Baleares (3,1%), Asturias (2,7%), Navarra (2,1%), Extremadura (1,3%), Cantabria (1,3%) y La Rioja (0,8%).