La Federación de Empresarios del Metal (Fedeme) y la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de la Provincia de Sevilla han señalado su "malestar" y critica ante la actitud de "desinterés e indiferencia" que vienen mostrando los alcaldes de algunos ayuntamientos sevillanos ante el problema de la proliferación de talleres ilegales en sus localidades.

Ambas organizaciones han trasladado "en repetidas ocasiones" y a través de diferentes vías su interés por mantener un encuentro con los alcaldes de ayuntamientos como Morón de la Frontera, Utrera, La Rinconada, El Viso del Alcor y Los Palacios y Villafranca, para ponerlos al tanto de la situación en cuanto al número de ilegales que operan en su municipio, de manera que puedan adoptar las medidas que les correspondan dentro del ámbito de sus competencias.

A pesar de la "insistencia y la relevancia del tema no se ha obtenido más que la callada por respuesta, siendo especialmente extremo el caso del alcalde de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle Chacón, con quien resulta imposible fijar un encuentro a pesar de existir denuncias contra el 70 % de los talleres que operan en la localidad".

Tanto la Asociación Provincial de Talleres como Fedeme instan a estos alcaldes a que se muestren "colaboradores y receptivos" al diálogo con respecto a este asunto que "perjudica directamente a sus vecinos". También recuerda que este tipo de negocios clandestinos no cuentan con las licencias, permisos ni papeles para la práctica que realizan, lo que se traduce en "una competencia desleal que está haciendo mucho daño al resto de talleres que sí tienen todos los trámites en regla".