La Federación de Empresarios del Metal de Sevilla (Fedeme) ha solicitado por escrito una reunión a Tráfico para conocer el texto del borrador por el que se modificará el artículo 92 del actual Reglamento del Código de Circulación, valorando muy positivamente la decisión adoptada por la Dirección General de Tráfico (DGT) para acabar con el problema de la venta de coches en las calles españolas.

La presión ejercida desde el sector de la distribución de vehículos, así como desde las diversas asociaciones representativas de este sector, han llevado a Tráfico a dar un paso adelante para atajar este problema a nivel nacional a través del Reglamento del Código de Circulación, actualmente en revisión. Concretamente, la medida planteada por la DGT pasa por la modificación del artículo 92 de este Reglamento y la inclusión en él de un nuevo punto en el que se determine la prohibición del establecimiento de vehículos en la vía pública con la finalidad de ejercer la actividad comercial de su venta.
En este sentido, desde Fedeme señalan que la medida planteada por Tráfico "viene a dar respuesta a una vieja reivindicación que se ha venido haciendo por parte de los concesionarios sevillanos, ante el grave problema de competencia desleal que esta práctica representa para los profesionales de nuestro sector". Y es que hay que recordar que en un alto porcentaje de los casos no se trata de particulares que pretenden vender sus coches, sino que detrás de ellos se esconden muchos comerciantes que buscan hacer negocio en la vía pública con el consecuente perjuicio que esta actividad supone para los concesionarios de la zona.
La venta de este tipo de coches en la calle resulta especialmente alarmante en determinadas zonas de Sevilla como se ha denunciado en repetidas ocasiones por parte de la Federación. Pese a la importancia que representa esta medida que abarcaría todo el territorio nacional, aún quedarían aspectos pendientes de cubrir a nivel local por parte de los Ayuntamientos. Y es que con la modificación del Reglamento del Código de Circulación la DGT prohibiría el establecimiento de este tipo de vehículos en la calle pero la actividad podría continuar si estos coches se ubicaran fuera de las vías públicas, por ejemplo, en mercadillos ambulantes. "Tenemos constancia de que el Ayuntamiento de Sevilla está trabajando en esta línea, pero es necesario actuar cuanto antes y adoptar medidas a nivel municipal que atajen este asunto sobre el que venimos insistiendo desde hace años" apunta Carlos Jacinto, gerente de Fedeme.