La Federación Provincial de Empresas del Metal y Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete) ha reanudado la actividad de su agencia de colocación, ofreciendo sus servicios nuevamente para gestionar ofertas de empleo de manera virtual. Tanto las personas que buscan un puesto de trabajo como las empresas que necesitan personal cualificado pueden contactar a través de la página web de Femete, en el apartado “Empleo”.

Este gabinete de orientación e inserción laboral forma parte del proyecto denominado “Femete Joven + Oportunidades”, incluido en el programa YEI, y está subvencionado por la Dirección General de Juventud del Gobierno de Canarias con la financiación del Fondo Social Europeo.

Por otro lado, la patronal está ampliando su oferta de teleformación. Entre los cursos gratuitos que ofrece, de la convocatoria de planes de formación que subvencionan el Servicio Canario de Empleo y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), se encuentran “Operaciones auxiliares de montaje y mantenimiento de equipos eléctricos y electrónicos”, “Mantenimiento de los sistemas eléctricos y electrónicos de vehículos” (pendiente de comenzar) y “Formación en prevención de riesgos laborales en teletrabajo”, este último gestionado por Confemetal.

Al mismo tiempo, Femete impartirá próximamente cursos obligatorios para cumplir con lo establecido en el convenio colectivo estatal del sector del metal, en materia de prevención de riesgos laborales, respecto a la necesidad de que los trabajadores obtengan la tarjeta profesional del metal (TPM), de acuerdo con lo previsto en el Anexo II del II Convenio Colectivo Estatal de la Industria, la Tecnología y los Servicios del Sector Metal (CEM) publicado en la Resolución del 7 de junio de 2017.

Además, la federación ofrece teleformación para directivos, de diez horas (TPC y TPM), obligatoria para empresas que necesiten el alta y/o renovación en el Registro de Empresas Acreditadas (REA), así como para personal de oficinas, de seis horas (TPM). Femete recuerda que puede gestionar gratuitamente que la formación sea bonificada a través de la Seguridad Social (sólo para trabajadores que coticen en régimen general).