Ante la situación generada por la Covid-19, el Comité Organizador de la Feria Internacional del Autobús y el Autocar, FIAA 2020, en su reunión del pasado 26 de junio, ha acordado aplazar la celebración de la próxima edición del certamen, prevista inicialmente del 6 al 9 de octubre de este año, a marzo de 2021 en Ifema, cuando el entorno sanitario y económico permita la celebración del evento con todas las garantías de éxito para los participantes.

“Para el último trimestre del actual ejercicio, se prevé recuperar un entorno más favorable, que permita que FIAA vuelva a ser el gran punto de encuentro de la industria del autobús y el autocar, atrayendo a operadores y flotas de más de 40 países”, informan desde Ifema. El certamen quiere potenciar su internacionalidad, para lo que trabaja ya en un programa de compradores extranjeros, que ayude a la industria carrocera española y a las grandes marcas internacionales a diversificar y fortalecer sus ventas.

FIAA ofrecerá un espacio comercial y de negocio que contribuirá a la reactivación de esta industria, en un escenario que para marzo del año que viene se prevé más propicio. Se estima que a lo largo del último trimestre de 2020 se recupere hasta el 70% de la movilidad en autobús, consolidando su posición a principios del 2021, la recuperación del turismo, así como la economía y la movilidad internacional el próximo año. Además, los carroceros y marcas dispondrán de más novedades que en octubre, cuyo desarrollo debió pararse por la actual situación.

Por otro lado, el Salón organizará FIAA Summit, en colaboración con las asociaciones nacionales del sector, un evento profesional que servirá de punto de encuentro entre la Administración y los agentes de la industria del autobús. En este sentido, FIAA cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, además de con el Ayuntamiento de Madrid, así como con los agentes de este sector representados en el Comité Organizador del certamen.

El presidente del Comité Organizador de FIAA y Confederación Española de Transporte en Autobus (Confebus), Rafael Barbadillo, ha señalado lo “prudente de la decisión de aplazar la celebración de la feria al año que viene, dado el complicado escenario que está viviendo este sector, uno de los más afectados por la crisis actual y los problemas derivados de movilidad. Previsiblemente el próximo año se habrá recuperado la normalidad, con una libertad de movimientos que permitirá la llegada de visitantes extranjeros, permitiendo así potenciar aún más el perfil internacional del certamen”.