Un fiscal francés ha abierto una investigación sobre el fabricante de automóviles Fiat Chrysler por acusaciones de hacer trampa del control de emisiones, recoge Automotive News Europe, citando una fuente judicial a la agencia Reuters. Así, el fiscal de París habría abierto la investigación el pasado 15 de marzo, después de que la organismo de lucha contra el fraude del Ministerio de Hacienda remitiera el caso a los tribunales.

Por su parte, un portavoz de Fiat ha reiterado que los vehículos diesel de la compañía cumplen con las normas de emisiones, según lo confirmado por el Ministerio de Transportes italiano. De hecho, el fabricante continuará colaborando con las autoridades en todas las investigaciones y confía en que el asunto se resuelva por completo.

Tras destaparse el caso de Volkswagen en 2015, varios países europeos han lanzado sus propias pruebas de emisiones de vehículos. En el caso de Francia, ha llevado a cabo cuatro investigaciones a fabricantes de automóviles: Volkswagen, Renault, FCA y el Grupo PSA. Por su parte, la marca Opel ha sido absuelta de toda culpa por las autoridades francesas la semana pasada.