La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) aprovechó su participación en el I Salón Profesional de Flotas de Madrid para solicitar al Gobierno una reducción de impuestos en el vehículo de incentivo, para impulsar la flota de empresas, que tan eficaz se ha revelado en estos últimos años.

Esta medida se enmarca dentro de un plan integral del automóvil, donde uno de los objetivos es potenciar el papel del vehículo corporativo en el mix del mercado. Actualmente representa cerca de la cuarta parte, frente a otros países europeos, en los que supera esta cifra.

La iniciativa que plantea Ganvam pasa por imputar sólo el 15% del valor del coche en el IRPF del trabajador que disfrute de este incentivo adicional, lo que supone una rebaja de cinco puntos con respecto a la tributación actual.

Para la asociación, con una fiscalidad más favorable del coche de incentivo se promovería claramente el uso de flotas de empresa a título particular, con los efectos positivos que conllevaría para el mantenimiento general de los vehículos y la tasa de renovación del parque. A día de hoy, sólo un 2% de las flotas se destina a la retribución en especie.

Por otra parte, dentro del paquete de medidas orientadas a revitalizar el vehículo de empresa, Ganvam opta también por impulsar, entre los particulares, métodos de financiación alternativos a la compra directa como el renting o alquiler a largo plazo, desgravando sus cuotas mensuales en el IRPF.

Esta iniciativa, que ya está en marcha en países como Holanda o Reino Unido, donde el renting entre particulares alcanza el 40%, favorecería también el cambio de coche cada cuatro años, contribuyendo a frenar el envejecimiento del parque.

En la actualidad, la mitad de los vehículos que circulan por nuestras carreteras roza los diez años y el 57% de los accidentes se localiza en coches por encima de esta edad.

En este sentido, teniendo en cuenta la alta tasa de renovación de los coches de empresa y su número de pasos por el taller - una media de 1,6 veces al año para mantenimientos rutinarios y reparaciones de todo tipo -, no es de extrañar que la tendencia general sea que las flotas de empresa tengan un peso cada vez mayor en el parque.